De lo bueno, poco

 

Con una actitud relajada y el estilo propio de un bohemio, Short hizo viajar de manera sencilla un destello de sus trabajos llenos de terror, colorido, misticismo y un poco de comedia, al mas puro estilo de la costa esta del tatuaje.  Con tattoos que van desde un terrorifico rostro hasta el retrato de la estrella porno Ron Jeremy, Short demuestra que en Atlanta todo sigue de lujo.